noticias
CONTÁCTENOS
HISTORIAL

Las tecnologías adiabáticas están revolucionando el mercado de climatización para Datacenters en Chile y ello se debe a las extraordinarias condiciones climáticas que reúne el país (baja humedad relativa y bajas temperaturas promedio anuales), facilitando su óptimo funcionamiento y logrando una alta eficiencia energética.

El óptimo funcionamiento de un sistema de enfriamiento adiabático se genera con un diferencial de temperatura entre el aire interno del Datacenter y el exterior, de manera que el sistema adiabático obtiene el aire del ambiente, lo satura de agua a través del sistema Wetted logrando reducir la temperatura ventajosamente obtenida del medio ambiente – reduciendo el consumo energético del sistema y lo inyecta directamente al interior del Datacenter, generando un flujo de aire frío en un circuito cerrado, asegurando la pureza del aire requerido para estas aplicaciones críticas.

Chile posee calor seco y temperaturas medias en promedio de 17° Celsius en la zona central, lo que facilita la óptima operación de estas tecnologías, pues no deben lidiar con la humedad medioambiental y tampoco con altas temperaturas, facultando las condiciones para generar importantes ahorros de energía, en comparación con los sistemas de climatización tradicionalmente utilizados en Datacenters, logrando un mejor PUE.

Otra ventaja de los sistemas adiabáticos es el importante ahorro de espacio que genera, ya que sus unidades de enfriamiento se instalan en el exterior del Datacenter, por lo que no requiere utilizar espacio interior que puede ser destinado al equipamiento de sala.

En la actualidad, la optimización de los espacios físicos de las salas es una de las preocupaciones de los gerentes de tecnología, por lo que es muy utilizado el equipamiento compacto que en suma pueden generar emisiones de calor superiores a las habituales. En este sentido, las tecnologías adiabáticas pueden ser utilizadas combinadamente con sistemas tradicionales cuando la carga del Datacenter sobrepase la capacidad adiabática del sistema, permitiendo que actúen ambos sistemas en conjunto, priorizando las mejores condiciones de operación y eficiencia.